Inversiones sostenibles Descarbonizar la economía: del desafío a la oportunidad

Descarbonizar la economía: del desafío a la oportunidad

Los innovadores toman la iniciativa

El consenso está claro: las emisiones de gases de efecto invernadero antropogénicas o causadas por el hombre (GEI) son los mayores contribuyentes al calentamiento global. Mientras el calentamiento global sigue alterando los patrones climáticos, existe el riesgo de que las condiciones extremas se conviertan en la nueva normalidad. Más allá del devastador impacto ambiental, el cambio climático también puede aumentar la migración, la pobreza y los conflictos a medida que el planeta se vuelva menos habitable.

Para reducir el calentamiento global, muchas empresas han comenzado a revaluar su forma de hacer negocios. Las empresas que van todavía más allá e incorporan el riesgo asociado al clima en su planeación están mejor preparadas para obtener buenos resultados y atraer capital.

Sin embargo, las empresas y los emprendedores más progresistas promueven la transición hacia una economía mundial menos intensiva en carbono. Al centrarse en los sectores y actividades clave más responsables de las emisiones de GEI, convirtieron el desafío de descarbonizar la economía en nuevas oportunidades de crecimiento.

Área de enfoque 1: electricidad sin carbono

La Agencia Internacional de Energía (AIE) proyecta una demanda cada vez mayor de generación de electricidad, particularmente de los mercados emergentes. En los próximos 20 años, la energía eólica y la solar se convertirán en las fuentes de electricidad más asequibles en muchos países. Como resultado, se espera que la energía eólica y la solar proporcionen casi el 40 % de la electricidad en 2040, en comparación con el 6 % en 2017.

También se prevé que la generación mundial de energía a partir del carbón disminuirá del 39 % en 2017 al 5.5 % en 2040. Es probable que las empresas que lideran la generación de energía renovable y el almacenamiento de electricidad se beneficien de este cambio. La AIE también estima que la participación en la generación de energía nuclear aumentará a medida que los mercados emergentes busquen una fuente confiable y competitiva de electricidad para sustituir la generación de energía a partir de centrales eléctricas de carbón y lignito.

Área de enfoque 2: transporte sostenible

Al provenir del transporte terrestre, ferroviario, aéreo y marítimo casi el 23 % de las emisiones mundiales relacionadas con la energía, no es de extrañar que estas industrias estén bajo escrutinio. Los avances positivos incluyen la electrificación de motores y el cambio a combustibles y fuentes de energía más sostenibles, como el gas natural, los biocombustibles y sobre todo el hidrógeno, cuyo "impulso sin precedentes" ha sido destacado por la AIE. Si bien el papel del hidrógeno en la reducción de las emisiones de carbono, principalmente las procedentes del transporte de larga distancia y la fabricación de productos químicos, de hierro y de acero, parece prometedor, se necesitan inversiones adicionales en infraestructura y cambios regulatorios.

Más allá de los vehículos eléctricos, la búsqueda de transporte aéreo electrificado y transporte de carga marítimo más limpio está en marcha. El desarrollo de soluciones de energía renovable para la industria naviera, como los paneles de energía solar marina para reducir las emisiones de las embarcaciones, continuará generando interés. 

Cambio climático – Descarbonizar la economía

Nuestra nueva Supertendencia se centra en las empresas que deberían beneficiarse de la transformación de la energía, del transporte y de la agricultura en los próximos años.

Descubra nuestra Supertendencia «Cambio climático»
Descarbonizar la economía

Convierta su inversión en impacto positivo.

Contáctenos ahora