Conozca las tendencias del mercado Los Millennials impulsan la movilidad inteligente

Los Millennials impulsan la movilidad inteligente

Abril de 2019

Cuando se trata del cambio climático, las nuevas generaciones no dudan en hacerse oír. Puesto que los vehículos representan actualmente una parte muy significativa de las emisiones de carbono, resulta de gran interés para estas generaciones que cada vez más coches estén impulsados por energía eléctrica. Al mismo tiempo, el impulso de la electrificación de los automóviles está intensificándose.

En un mundo en el que la mayoría de los coches permanecen inactivos durante el 95% del tiempo y, cuando se utilizan, es muy a menudo con un solo ocupante, los vehículos van a ser cada vez más autónomos, y su uso compartido va a seguir ganando popularidad. Para atraer a las generaciones más afines a la tecnología, como los Millennials, los coches están cada vez más conectados y orientados a la diversión. En la próxima década, por tanto, es muy probable que pasemos de un mundo centrado en el coche a otro orientado a la movilidad, en el que los OEM (fabricantes de equipos originales) pasarán a ser proveedores de movilidad autónoma.

Se intensifica la adopción del coche eléctrico

En 2019, está previsto el lanzamiento de numerosos modelos eléctricos, con mayor autonomía y nuevas funciones. Los OEM esperan lograr que la electrificación alcance, de media, el 25% para 2025. El coste de las baterías está bajando rápidamente, lo que permite a los fabricantes comercializar vehículos a precios más atractivos para el consumidor. Toda la cadena de suministro de las baterías destinadas a vehículos eléctricos va a beneficiarse de esta evolución, por lo que la rápida expansión de la capacidad no debería plantear ningún problema. Tampoco el descenso de los precios de las materias primas, ya que la demanda prevista supera con mucho a la oferta.

Del vehículo ecológico a la movilidad inteligente

A pesar de los problemas surgidos en las rondas de pruebas de vehículos autónomos el año pasado, se prevé para 2019 el lanzamiento de “robotaxis” en determinadas zonas limitadas, y se espera asimismo que este tipo de iniciativas se multiplique en los siguientes años. El camino para los vehículos autónomos se irá recorriendo por fases, pasando primero por la automatización parcial, y después completa. Las normas de seguridad irán haciéndose más exigentes, y requerirán la incorporación de equipos con tecnología lídar y similares, así como sistemas basados en mapas HD en los vehículos. Por otra parte, las empresas tecnológicas más disruptoras crearán software capaz de aprovechar los notables avances que han tenido lugar en inteligencia artificial. Credit Suisse prevé que el 20% de los vehículos integrarán funciones autónomas de “nivel 3”, o superiores, es decir, automatización condicionada, elevada o completa, para 2030. Prueba de ello es que los OEM de primer nivel esperan lanzar vehículos con características de nivel 3 ya en 2020.

Se prevé que las empresas de VTC y uso compartido de vehículos sean de las primeras en adoptar la conducción autónoma, ya que la propiedad y gestión de flotas de vehículos autoconducidos parece ser un modelo de negocio atractivo. Estas flotas precisarán de servicios financieros en relación con su adquisición y tenencia, servicios de limpieza, recarga, mantenimiento y reparación, así como proveedores de aplicaciones móviles. Monetizar el tiempo que se pasa dentro de un vehículo autónomo, mediante la venta de publicidad u otro tipo de servicios, supone otra oportunidad interesante. En este contexto, nuestra previsión es que se establezcan alianzas entre las actuales plataformas de VTC, integradores de hardware/ software y, posiblemente, empresas de redes sociales.

Nuestros Banqueros de Relación esperan contar con la oportunidad de reunirse con usted. Para programar una cita o para conocer más, contáctenos ahora.

Contáctenos ahora