Conozca las tendencias del mercado Infraestructuras: concentración en transportes

Infraestructuras: concentración en transportes

Mayo 2019

A finales del año pasado, los líderes del G20 acordaron promover las infraestructuras como categoría de activos. Su objetivo es atraer más capital privado para contribuir a satisfacer la notable necesidad de inversión en infraestructuras, una brecha que el Global Infrastructure Hub calcula que aumentará hasta los 14,8 billones de USD en 2040. El tema de las infraestructuras en general es probable que acapare gran atención en 2019, ya que están surgiendo dos proyectos de infraestructuras de transporte que podrían servir como catalizadores: El primero es la iniciativa del cinturón vial chino (Belt and Road Initiative, “BRI”), que está despertando gran interés en Europa, y que probablemente atraiga más inversiones para otros proyectos en la zona. El segundo es el apoyo bipartito que ha recibido recientemente el proyecto de ley sobre infraestructuras en Estados Unidos, de mayor envergadura de lo esperado, y que conllevará notables inversiones en construcción de infraestructuras de transporte.

El BRI de China se abre paso en Europa

A finales de abril, China celebró la segunda edición del Belt and Road Forum, que atrajo a 37 líderes mundiales y delegados de 150 países y 90 organizaciones internacionales, una asistencia mucho mayor que en la anterior edición de 2017. China aprovechó la ocasión para disipar las preocupaciones de varios países africanos y asiáticos sobre la posibilidad de que su plan de infraestructuras a menudo genera elevados niveles de endeudamiento para las economías anfitrionas. China propuso varias mejoras para el BRI, como un marco de financiación sostenible que tenga en consideración la capacidad general de servicio de la deuda de cada país, el énfasis en el desarrollo de los proyectos de forma respetuosa con el medio ambiente, y la apertura de sus mercados interiores.

Por otra parte, el reciente cambio de postura del gobierno de Malasia parece más proclive a la aceptación del BRI. Tras casi un año de parón, Malasia retomó la construcción del proyecto de enlace ferroviario con la Costa Este, ligado al BRI, después de que China acordara reducir en un tercio los costes de construcción, situándolos en 10.700 millones de USD. El apoyo al BRI también tiene una vertiente importante en los países occidentales, entre los que inicialmente había división de opiniones en relación con el fomento de esta iniciativa. Después de que Portugal e Italia manifestaran su apoyo, Suiza ha anunciado recientemente su interés en tomar parte en los proyectos del BRI. En conjunto, más de la mitad de los 28 estados miembros de la UE han suscrito ya declaraciones bilaterales de adhesión. Junto con la sostenibilidad de las condiciones de financiación, estos apoyos deberían suponer un impulso importante para el BRI.

Se prepara en EE.UU. el proyecto de ley de infraestructuras

En Estados Unidos, las infraestructuras han vuelto a copar los titulares de prensa. Según la información publicada recientemente por los medios, los líderes Demócratas en el Congreso y el Presidente estadounidense Donald Trump se han comprometido a alcanzar un acuerdo sobre un paquete de medidas de inversión en infraestructuras de 2 billones de USD, el doble de lo inicialmente estimado. Este paquete incluiría fondos para construir y reparar carreteras, puentes y proyectos hídricos, además de inversiones en banda ancha y la envejecida red de suministro eléctrico. El siguiente paso será diseñar la financiación de este programa de inversión en infraestructuras de transporte, mucho mayor de lo esperado.
Todo esto resulta muy prometedor y refuerza nuestra firme convicción sobre la Supertendencia “Infraestructuras: cerrar la brecha”. Consideramos que es buen momento para que los inversores se planteen apostar por este tema a largo plazo.

Nuestros Banqueros de Relación esperan contar con la oportunidad de reunirse con usted. Para programar una cita o para conocer más, contáctenos ahora.

Contáctenos ahora