Conozca las tendencias del mercado Supertrends. Fuerzas impulsoras.

Supertrends. Fuerzas impulsoras.

¿Qué tienen en común el éxito de taquilla hollywoodiense «Crazy Rich Asians», las protestas de los chalecos amarillos en Francia y las huelgas escolares por el clima en todo el mundo? Todos ellos son testimonio de los profundos cambios sociales que identificamos hace dos años, cuando lanzamos nuestras cinco Supertendencias. Los cambios políticos llevan a modificar el enfoque en materia de política económica, mientras que las tendencias demográficas impulsan la innovación tecnológica y la evolución de las preferencias y necesidades.

Los inversionistas pueden reaccionar ante estos cambios o, mejor aún, tratar de mantener el paso con ellos. Nuestras cinco Supertendencias se proponen hacer esto último. Cubren una amplia variedad de temas de actualidad: la seguridad, la infraestructura, el envejecimiento de la población, la influencia de la próxima generación, el medio ambiente y la tecnología, entre otros. Las Supertendencias se centran en las fuerzas impulsoras estructurales y están diseñadas para ir más allá de los altibajos económicos. Su objetivo es mejorar el perfil riesgo-rentabilidad general de una cartera y superar a largo plazo al mercado en conjunto.

Seguimos firmemente convencidos de estas tendencias. Hemos añadido una serie de nuevos aspectos, como el crecimiento aparentemente poco emocionante pero significativo de la industria de los animales de compañía, en un momento en el que aumenta de forma significativa el número de personas que adoptan mascotas para aliviar la soledad, y hemos afinado nuestro enfoque en los temas ya existentes como la infraestructura y la tecnología.

En todo el mundo se está produciendo un alejamiento desde la clase politica hacia líderes y forasteros politicos que prometen dar prioridad a los intereses nacionales. Según el think tank sueco Timbro, los partidos populistas ya forman parte de uno de cada tres gobiernos europeos. En los EE.UU. hay indicios de que la polarización de la sociedad podría seguir aumentando de cara a las elecciones presidenciales de 2020. De modo similar, el cambio hacia un mundo multipolar se hace evidente en las tensiones comerciales de los EE.UU. con China y con sus vecinos y aliados. Creemos que las empresas de seguridad, campeones y marcas nacionales en los mercados y las empresas de consumo en los mercados emergentes (ME) son los mejor situados para adaptarse a este cambiante contexto socioeconómico.

A lo largo del año pasado, las inversiones en infraestructuras se han visto relegadas a un segundo plano a medida que la escalada de las tensiones comerciales globales y la subida de las tasas de interés han influido en el sector. Sin embargo, los fundamentales subyacentes continúan siendo sólidos, y este tema debería volver a atraer la atención este año a medida que se debiliten los vientos en contra y aparezcan nuevos catalizadores. Entre ellos cabe señalar la iniciativa del Cinturón y Ruta de China, que se extiende hacia Europa e impulsará probablemente más inversiones en infraestructuras en la región. Además, los esfuerzos del G20 por hacer posible que el sector privado invierta en infraestructuras públicas deberían contribuir a impulsar la inversión en este sector.

Las inversiones en tecnología han empezado con fuerza en 2019, ofreciendo un trasfondo positivo para nuestra Supertendencia de «Tecnología al servicio del hombre». Las tendencias de crecimiento estructural, como el aumento del uso de datos y la necesidad de una mayor eficiencia, deberían seguir respaldando esta tendencia. La carrera entre los EE.UU. y China por el liderazgo mundial en el ámbito de la inteligencia artificial (IA) y la automatización es un importante catalizador a largo plazo para la implementación del 5G, la adopción de aplicaciones de IA y la automatización digital. Se espera que ambas áreas, la IA y la automatización, adquieran cada vez mas importancia en los mercados de salud digital, tecnologia financiera y la educacion, en los que se prevé un fuerte crecimiento para los próximos años.

La Supertendencia de la «Economía plateada» se centra en la expectativa de que la población mundial de personas mayores se duplicará desde algo menos de 1000 millones de personas mayores en la actualidad hasta más de 2000 millones para el año 2050. A escala mundial, este cambio demográfico se ha acelerado en los últimos años y continúa a un ritmo considerable. Lo que resulta atractivo de esta Supertendencia es que, con independencia del estado de la economía mundial, de la política y de otros factores a medio plazo, la población seguirá envejeciendo y se crearán nuevas necesidades en áreas como la asistencia sanitaria, los seguros y las soluciones de financiación, los mercados de consumo y el inmobiliario.

Los Millennials se han convertido en una fuerza a tener en cuenta, tanto desde el punto de vista político como económico. Hoy en día, las empresas no solo atienden a la Generación Y, los jóvenes de 20 a 35 años, sino también cada vez más a la Generación Z, los menores de 20 años, a los que en conjunto denominamos los Millennials. La Generación Z está a la cabeza de un movimiento global por el cambio climático, lo que hace que las empresas se centren más en la responsabilidad medioambiental y la sostenibilidad. Su influencia se extiende también a la educación, donde la tecnología adquiere cada vez más importancia como una nueva forma de impartir educación y desarrollar habilidades. En lo que respecta a las actividades de ocio, están aumentando la popularidad de los juegos sociales y los deportes electrónicos o eSports.