Soluciones y capacidades Currency Management

Currency Management

Credit Suisse Asset Management (Switzerland) empezó en 2002 a gestionar mandatos de overlay activo y pasivo de divisas al servicio de inversores institucionales. A fecha de hoy, gestionamos cerca de 27.000 millones de USD1 en mandatos de overlay de divisas a medida y mandatos para cobertura de clases de activos, tarea en la que empleamos sistemas e instrumentos especializados para la gestión del riesgo cambiario.

¿Por qué delegar en el mandato Currency Management?

Contratar por separado un overlay de divisas puede aportar sinergias considerables en ahorro de costes a la mayoría de los inversores radicados en Suiza, al tiempo que elimina también riesgos de operativa. Los miembros de nuestro equipo dedicado en exclusiva a las divisas tienen en promedio 17 años de experiencia en gestión de divisas, combinada con un amplio conocimiento del mercado suizo, y en su labor cuentan con la ayuda de un nutrido número de experimentados especialistas provenientes de todas las áreas de la entidad. Esta combinación de conocimientos globales y profunda familiaridad con el mercado local nos permite ofrecer soluciones con valor añadido para cualquier necesidad que usted pueda tener en materia de divisas, incluidas cobertura activa y pasiva.

Unas tarifas competitivas y bajos valores mínimos hacen que nuestras soluciones sean atractivas incluso para mandatos de poco volumen.

Datos clave

2002

Año de nuestro primer mandato externo de overlay de divisas

27

mil miliones USD gestionados en exposición a divisas

17

Experiencia promedia en años del equipo dedicado a divisas

7

personas en total especializadas en divisas2

Un enfoque centrado en el cliente

Las soluciones de gestión delegada de divisas comienzan por evaluar las necesidades del cliente. ¿Cuál es la configuración óptima para la ejecución? ¿A qué carteras y posiciones debe prestar cobertura el mandato? ¿Qué cualidades caracterizan dichas posiciones (valoraciones, asignación de divisas, liquidez)? ¿Ante qué riesgos cambiarios debe prestar el mandato cobertura directa o indirecta (vía instancia intermedia)? ¿Qué niveles y ámbitos de cobertura desea el cliente? Y, por último, ¿qué estrategia de divisas hay que aplicar (solo implementación, optimización, basada en reglas o activa)? 

Cobertura pasiva

Mantiene y reajusta coberturas contra riesgos cambiarios siguiendo instrucciones del cliente y conforme a la exposición cambiaria de los activos subyacentes. Nuestras capacidades para operar y rendir informes conforme a la Directiva UE sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFID II) aseguran una ejecución competitiva y a la medida de las exigencias de cada cliente.

  • Cobertura para clases de activos: servicio de implementación y ejecución; el objetivo es minimizar errores de desviación y reducir costes.
  • Cobertura de cartera: presta cobertura con valor añadido y reequilibra la estrategia; diseñada para necesidades personales del cliente.

Cobertura activa

Como complemento a la cobertura pasiva, ofrecemos también estrategias para reducir riesgos o buscar rentabilidad, diseñadas según los objetivos personales del cliente.

  • Cobertura basada en reglas: ajusta sistemáticamente los índices de cobertura estratégica, basándose en factores que en el pasado hayan influido en los tipos de cambio. Por ejemplo, para inversores radicados en Suiza, nuestra estrategia de cobertura basada en reglas proporciona una conexión intuitiva entre coste de cobertura, valoración e índice de cobertura.
  • Cobertura activa: gestiona discrecionalmente índices de cobertura dentro de determinado margen (centrado en el índice de cobertura de referencia), basándose en estimaciones del “valor justo”, el comportamiento de los tipos de cambio a través del ciclo económico, indicadores sobre confianza inversora y el análisis técnico.
  • Divisas con objetivo rentabilidad: estrategias basadas en reglas o discrecionales, diseñadas a medida de los objetivos del cliente.

Riesgos:

  • Los datos de rendimientos y escenarios de los mercados financieros pasados no son indicadores fiables de rendimientos futuros.
  • Las inversiones en monedas extranjeras implican el riesgo adicional de que puedan perder valor frente a la moneda de referencia del inversor.
  • La rentabilidad de los mandatos discrecionales depende de las clases de activos seleccionadas y del acierto al evaluar el mercado. No se garantiza ningún capital ni rentabilidad.
  • La liquidez de los instrumentos depende de cada producto y de la respectiva situación del mercado. Las decisiones que tome Credit Suisse pueden conllevar pérdidas en la inversión de los clientes.