Las tecnologías modernas están revolucionando el sector inmobiliario
News and Insights

Las tecnologías modernas están revolucionando el sector inmobiliario

El sector inmobiliario se está transformando. La digitalización continua no solo repercute en los inmuebles propiamente dichos, sino también en la forma en la que son gestionados y en los métodos de trabajo que se utilizan en el sector inmobiliario. Conforme crece la oferta, cambian a su vez las necesidades de los arrendatarios.

La inteligencia artificial, los hogares inteligentes y el internet de las cosas son solo tres de los numerosos aspectos digitales que habitualmente incitan al debate. No es de sorprender, ya que además de una mayor eficiencia, la transformación digital garantiza al sector inmobiliario mejores flujos de información, transparencia y, por consiguiente, valor añadido directo, lo que beneficia a arrendatarios, gestores de activos e inversores.

El sector inmobiliario está en ciernes del proceso de creación de inmuebles inteligentes completamente conectados. No obstante, todos los actores coinciden en que la digitalización transformará el sector inmobiliario en su conjunto y aumentará su valor a largo plazo.

En los últimos años han surgido tecnologías especializadas aplicadas al sector inmobiliario (conocidas como PropTech), que ofrecen productos y servicios digitales dirigidos a diversos segmentos de la cadena de valor del mercado inmobiliario. El uso de la más reciente tecnología de la información y las comunicaciones permite a estos operadores contar con el potencial necesario para revolucionar procesos o ideas completas de negocio.

Si bien todavía no hay muchos inmuebles individuales completamente conectados, las soluciones innovadoras que ofrecen las tecnologías PropTech ya han provocado un replanteamiento en el sector. Los servicios digitales, que en un inicio eran considerados como cachivaches tecnológicos, se han convertido en un factor clave para la gestión inmobiliaria a largo plazo, los precios de alquiler elevados y el bienestar de inquilinos y usuarios.

La transición del sector inmobiliario

Como consecuencia de diversos avances tecnológicos, los sectores de la construcción y de bienes inmuebles van a experimentar una transformación drástica durante los próximos años.

Los expertos concuerdan en que, por ejemplo, la impresión en 3D cobrará una enorme importancia. Si esta tecnología se consolida, podría revolucionar el mercado de manera sostenible. La impresión en 3D permite el uso de hormigón fluido, además de otros materiales como escombros de construcción y residuos industriales. Este método de construcción reduce la producción de desechos y, por tanto, ahorra materiales y protege el medio ambiente.

También se esperan cambios trascendentales para el sector de la gestión de activos, inmuebles e instalaciones. Por ejemplo, ahora que se pueden recorrer inmuebles virtualmente, se están reduciendo las citas presenciales, lo cual está afectando al proceso de alquiler de inmuebles de todo tipo de uso. Simultáneamente, está creciendo la demanda de vídeos de alta calidad de casas piloto acogedoras. Además, ha aumentado la demanda de especialistas en análisis de datos, ya que los datos de los edificios están disponibles en cualquier momento y con tan solo tocar un botón. El sector inmobiliario se está viendo obligado a invertir en programas de formación y desarrollo adecuados para prestar los servicios que esperan los usuarios de hoy en día.

La vida en el futuro: inteligente y flexible

Un factor determinante para el proceso de digitalización en el sector inmobiliario será la prontitud con la que los clientes e inquilinos acepten las nuevas tecnologías. Esto dependerá principalmente de la facilidad de uso de las nuevas herramientas y de la identificación inmediata del valor añadido: el tener que buscar el nombre de una persona en una pantalla ubicada a la entrada de un bloque de apartamentos puede ser un proceso tedioso en comparación con apretar el ya conocido timbre de la puerta. Otro avance son los sistemas de cerradura electrónica, que permiten el acceso a inmuebles e instalaciones a través del teléfono inteligente. La protección de los datos es otro prerrequisito para la aceptación de las nuevas tecnologías. Solo si esto se garantiza sin excepciones, los inquilinos e inversores confiarán en los nuevos servicios.

Debe haber redes ininterrumpidas de wifi y telefonía móvil para que las aplicaciones del hogar inteligente funcionen eficazmente. La red móvil incluye la tecnología de redes 5G que actualmente están lanzando los proveedores de telefonía móvil con anchos de banda similares a las redes de fibra óptica. La gran disponibilidad de dichas redes garantiza que todas las aplicaciones puedan recibir y enviar datos ininterrumpidamente y en tiempo real. Esto puede servir para registrar o gestionar individualmente el uso de dispositivos como detectores de humo, cámaras de vigilancia, termostatos de calderas e interruptores de luz, por ejemplo. Este servicio no solo ofrece a los inquilinos un alto nivel de valor añadido en materia de seguridad y comodidad, sino que también puede reducir los costes de calefacción, por ejemplo, mediante un ajuste óptimo de la temperatura ambiente. Además de otras muchas aplicaciones, las nuevas tecnologías crean un entorno más seguro para las personas mayores. Por ejemplo, los sensores en el suelo pueden activar una alarma si alguien se cae y no puede levantarse por sí solo.

Empleo 4.0: las empresas están utilizando nuevos conceptos

Sin embargo, la digitalización no solo está cambiando la forma en la que vivimos: los lugares y las formas en las que trabajamos también están en transición. Ya sea un edificio de oficinas, un hotel, un centro comercial o un centro de logística... las soluciones inteligentes están cada vez más solicitadas en todos los sectores. Entre estas soluciones se encuentran la gestión en tiempo real de la ventilación, la iluminación y la calefacción, así como la formulación de conceptos de «espacio como servicio» (SaaS, por sus siglas en inglés). Esto último atiende la creciente necesidad de conceptos de espacios flexibles diseñados de manera óptima. Otras soluciones que gozan de gran aceptación son las que combinan espacio y servicios.

El impacto de la transformación digital es especialmente evidente en el caso de los inmuebles logísticos. La rápida expansión del comercio electrónico, el crecimiento de las tecnologías de automatización y la demanda de plazos de entrega cada vez más cortos exigen centros logísticos a pequeña escala con excelentes enlaces de transporte. Además de la ubicación, resultan fundamentales la conectividad y la automatización de los procesos logísticos. La combinación inteligente de dispositivos no solo permite aumentar la eficiencia energética, sino que también acelera el procesamiento de los pedidos. 

La transformación digital es una oportunidad

De no haber sido por la invención de la máquina de vapor, la producción en serie o el ordenador como recursos para la vida cotidiana y empresarial, hoy viviríamos en un mundo totalmente diferente. La digitalización (la cuarta revolución industrial) está transformando nuestra economía y nuestra sociedad a una velocidad inédita, y el sector inmobiliario no es una excepción. Digitalizar su oferta puede convertirse en una contribución muy valiosa a la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Todo esto dependerá de si el sector inmobiliario anticipa dicha digitalización a escala intersectorial e interdisciplinaria. En conjunto, la demanda de bienes inmuebles «digitales» está aumentando. A la vez, es fundamental que todas las partes interesadas crean en este futuro. Esto se puede lograr si respetamos el principio de que la tecnología debe servir a las personas, y no al revés.

Glosario

Internet de las cosas

El internet de las cosas (IdC) permite la comunicación entre dispositivos inteligentes a través de internet. Por lo general, los dispositivos inteligentes están equipados con sensores. Esto permite intercambiar datos e información e iniciar transacciones sin ningún tipo de interacción con humanos.

Empleo 4.0

La digitalización influye en el mundo laboral y, por consiguiente, en los conceptos del alquiler de espacios de oficina. Los horarios y los lugares de trabajo se están volviendo más flexibles. Las empresas están buscando condiciones de alquiler variable que puedan adaptarse rápidamente a sus necesidades. En este sentido, el sector inmobiliario se está viendo obligado a ofrecer conceptos de espacio como servicio, tales como opciones de espacios de trabajo compartido con ampliación de espacios flexible, la combinación de espacio y servicios, así como soluciones de oficina listas para «conectarse y trabajar».

Tecnología PropTech

La tecnología aplicada al sector inmobiliario o PropTech combina tecnología con servicios de gestión inmobiliaria y es símbolo de los avances tecnológicos modernos en el sector inmobiliario. La mayoría de soluciones, desarrolladas por start-ups, están diseñadas para atender las necesidades de otras empresas (B2B) o de consumidores finales (B2C). Por lo general, tienen como objetivo desarrollar medidas que aumenten la eficiencia de los procesos existentes o adoptar u optimizar productos, procesos o ideas de negocio completas recurriendo a la más reciente tecnología de la información y las comunicaciones.

Macrodatos

Los macrodatos son volúmenes de datos demasiado grandes y complejos como para ser analizados con los métodos convencionales de tratamiento de datos. La creciente cantidad de sensores y dispositivos en red en el sector inmobiliario está creando una enorme cantidad de datos en todo el mundo y analizarlos de forma coherente es todo un reto. En el sector inmobiliario todavía no se está aprovechando todo el potencial de los macrodatos de manera significativa. El análisis de los datos de los clientes permite, por ejemplo, ofrecer un mejor servicio al cliente. En el mercado, las aplicaciones de macrodatos se pueden utilizar para obtener información sobre decisiones de compra y análisis de riesgos.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) es la simulación de procesos cognitivos humanos y, por consiguiente, la automatización de la inteligencia humana utilizando máquinas. La IA incluye métodos de resolución de tareas complejas usando un ordenador. A través de ciertos algoritmos y artefactos generados artificialmente, las máquinas están sujetas a un aprendizaje permanente. Las aplicaciones de IA incluyen sistemas expertos, reconocimiento de voz y visión artificial. En el sector inmobiliario, la IA puede servir para analizar datos personales que permitan brindar servicios personalizados a los clientes. Dado que la IA analiza una gran cantidad de datos, puede ayudar a las entidades gestoras a determinar, por ejemplo, los inmuebles que encajan en cierto tipo de fondo.