Seguridad en Internet

Resumen

En Credit Suisse, la confidencialidad de la información procedente del cliente es la piedra angular de nuestro negocio,  por lo que la garantía de la seguridad de los datos de nuestros clientes reviste la máxima prioridad.

Si bien Credit Suisse ha adoptado diversas prácticas y medidas en materia de seguridad para proteger la información confidencial de sus clientes, usted, como usuario final, reviste un papel importante en la protección contra los riesgos como los ataques de virus, el acceso no autorizado o las transacciones online fraudulentas.

A continuación se ofrece una serie de buenas prácticas y directrices para ayudarle a protegerse a sí mismo y comprender su papel con respecto a Internet. Esta guía se refiere tanto a los clientes minoristas como a los clientes institucionales.

Fraude y «phishing» en Internet

El «phishing», es decir, la práctica de usar correos electrónicos fraudulentos y copias de sitios web oficiales para obtener datos financieros y otras informaciones personales de usuarios confiados de ordenadores, es cada vez más sofisticada y los clientes de las entidades financieras se han convertido en creciente medida en el blanco de ataque de estas estafas.

Debido a que los materiales de «phishing» tienen a menudo una apariencia auténtica y parecen provenir de personas, organizaciones, instituciones y sitios web reales, se recomienda tomar las precauciones siguientes:

Precauciones respecto al correo electrónico:

  • Sea prudente a la hora de hacer clic en los enlaces, abrir anexos o descargar archivos desde correos electrónicos, independientemente del tipo de archivo o de quien los envió.
  • No abra nunca un sitio web usando un enlace incorporado en un correo electrónico sospechoso. Los enlaces y la dirección del remitente del correo electrónico pueden estar falsificados.
  • Evite incluir información personal sensible en los mensajes de correo electrónico. Es mejor llamarl directamente a la empresa.
  • Tenga cuidado con las solicitudes que le piden realizar una acción urgente (p. ej. “Control de seguridad”, “Activación”, “Verificación” o cualquier petición de transferir fondos o realizar cualquier otro tipo de pago).

Precauciones respecto a la banca online y servicios financieros:

  • Cuando inicie una sesión en su entidad financiera, teclee siempre la dirección del sitio web oficial (URL).
  • Al iniciar una sesión en el sitio web, verifique que el prefijo «http» va seguido inmediatamente de la letra «s» y que en la parte superior derecha de la pantalla aparece un icono de candado cerrado. Ello le indica que tanto el sitio web como la conexión están encriptados.
  • Consulte la política de privacidad y las directrices sobre seguridad en línea en los sitios web de servicios financieros.
  • Tenga cuidado con las solicitudes que le piden revelar o verificar información sobre usted o sobre sus cuentas, en particular, contraseñas u otra información que puede usar un proveedor de servicios financieros para identificarlo (p. ej. fecha de nacimiento, nombre de soltera de la madre).

Precauciones respecto a los sistemas informáticos:

  • Mantenga actualizado el software del ordenador (p. ej. parches de sistema, programas antivirus y antiespías) con los últimos parches de seguridad.
  • Contacte inmediatamente con la institución correspondiente si observa alguna irregularidad en su cuenta bancaria o en otras cuentas online.
  • Si su ordenador y/o conexión de Internet muestra un funcionamiento errático o un fallo inesperado durante una sesión de banca online, desconecte la sesión y contacte con el servicio de soporte informático de su banco.

Comunicaciones no solicitadas

El fraude por correo electrónico es una forma corriente en la que los estafadores intentan robarle información. He aquí algunos ejemplos de métodos usados:

  • Los correos electrónicos con una oferta ilegítima anuncian la venta de artículos a un precio reducido o incluso irrealista para obtener información sobre la tarjeta de crédito u otras informaciones. Con frecuencia no se entregan los productos comprados.
  • Las estafas en forma de solicitud de ayuda ofrecen normalmente al destinatario grandes cantidades de dinero a cambio de una ayuda financiera. Un ejemplo corriente consiste en solicitar los datos de la cuenta bancaria del usuario para efectuar un depósito en la cuenta del usuario. Esta información se usa depués probablemente para fines fraudulentos. 
  • Los correos electrónicos de un falso remitente aparentan proceder de ejecutivos de una organización (p. ej. Juan Pérez, consejero delegado). Estos correos electrónicos solicitan a menudo información personal o confidencial y pueden incluir una oferta «especial» para tratar de obtener una respuesta.

Cuando contacte con su entidad financiera o remitente para verificar una solicitud de información, utilice solo un número de teléfono que provenga de una fuente fidedigna (p. ej. el reverso de su tarjeta bancaria, el directorio telefónico o extractos bancarios).

El Credit Suisse contactará periódicamente con los clientes a través de diferentes canales, como el correo electrónico y el teléfono, pero no pedirá nunca que el cliente comunique sus credenciales de banca electrónica sobre una base no solicitada.

Los mensajes basura (spam) son correos electrónicos específicos, no solicitados y de distribución masiva . Estos correos electrónicos pueden incluir ofertas para comprar artículos, intentan promocionar su negocio o lo invitan a visitar un sitio web. Por desgracia, si bien estas ofertas parecen ser legítimas, muchas personas han perdido dinero respondiendo a ofertas que son frecuentemente fraudulentas.

He aquí algunos consejos para ayudarle a evitar estafas mediante correos basura:

  • Proteja su información . No comunique su información personal o financiera a organizaciones o personas no verificadas o dudosas.
  • Cuestione al proveedor . Verifique de qué negocio se trata y la información de contacto.
  • El tiempo está de su lado . Tenga cuidado con correos electrónicos que le urgen a “actuar de forma inmediata.”
  • Lea la letra menuda . Todos los contratos deberían constar por escrito y revisarse cuidadosamente antes de realizar cualquier operación de pago.
  • Tenga cuidado con las ofertas gratuitas . No intercambie nunca información de pago o financiera para obtener un artículo gratuito. No compre nunca algo que ha sido promocionado en un mensaje no solicitado.
  • Proteja sus datos de forma proactiva . Se recomienda evaluar periódicamente los riesgos que puede correr al realizar negocios en línea y tomar las medidas adecuadas para garantizar que sus actividades comerciales y sus datos estén protegidos.

Contactar con el Credit Suisse

Contacte con el Credit Suisse si observa movimientos sospechosos en su cuenta o si detecta algún hecho relativo a la seguridad informática.

Fuentes de información externas

Para más información, haga clic en los respectivos enlaces:

Singapur:

Suiza:

Reino Unido:

Estados Unidos: